Y la tiran.


Anochece,
y el mundo no para de darme vueltas,
por todo lo que debí de haber hecho,
pero sin embargo, dejé atrás.

Lo peor de todo es que sigo aquí,
y lo único que sé hacer es arrepentirme,
pero , ¿y lo que cuesta cambiar?

Siento que me olvidan en un cajóń,
del cual cierran con llave, y la tiran.
¿Alguien puede oirme?
Estoy atrapada y nadie me escucha,
sólo quiero hacerme una bolita,
muy pequeñita,
y ponerme a llorar.

Todo el mundo acude a mi,
sobre todo si está necesitado, 
¿pero alguien piesa en mi,
incluso cuando pido ayuda a gritos?